Civilcinema

Civilcinema

Un podcast acerca de películas que no nos avergüenzan. Conducido por Juan Pablo Vilches y Christian Ramírez

Start Here
#500 Passion (1982), Prenom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985), de Jean-Luc Godard
Today
#500 Passion (1982), Prenom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985), de Jean-Luc Godard
Godard entra en la década del 80 con un doble movimiento: por un lado, emerge con renovado impulso, vuelve a filmar en 35mm, juega a pensar que dirige una "primera película", a sus 50 años —Sauve qui peut (la vie)—; por otro, se siente desgastado, contra la espada y la pared, obligado a construir para sí un imaginario totalmente nuevo, uno que no tenga que ver con su leyenda juvenil ni con sus años fuera del sistema. La respuesta a esta situación insostenible es una trilogía de películas, temáticamente conectadas e increíblemente ambiciosas: Passion (1982), Prénom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985). Un filme acerca de la relación entre arte y sociedad (usando como telón de fondo los clásicos de la pintura europea y el viejo recurso del "cine dentro del cine"). Una película sobre la belleza en términos brutales (partiendo de la base de un argumento que de tan usado se ha vuelto vulgar). Una meditación en torno a la relación entre hombre y divinidad, cuerpo y naturaleza, mirada y manifestación artística de esa mirada. A décadas de distancia, uno no puede sino admirar hasta qué punto el compromiso de Godard con esa intuición se encarna en pantalla en términos tan frontales, a riesgo de quemarse él mismo en el proceso. Tal como dice Alain Bergala en su libro acerca de este período áureo: "nadie mejor que Godard". Sobre eso y otras cosas trata este podcast.
#500 Passion (1982), Prenom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985), de Jean-Luc Godard
Today
#500 Passion (1982), Prenom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985), de Jean-Luc Godard
Godard entra en la década del 80 con un doble movimiento: por un lado, emerge con renovado impulso, vuelve a filmar en 35mm, juega a pensar que dirige una "primera película", a sus 50 años —Sauve qui peut (la vie)—; por otro, se siente desgastado, contra la espada y la pared, obligado a construir para sí un imaginario totalmente nuevo, uno que no tenga que ver con su leyenda juvenil ni con sus años fuera del sistema. La respuesta a esta situación insostenible es una trilogía de películas, temáticamente conectadas e increíblemente ambiciosas: Passion (1982), Prénom Carmen (1983) y Je vous salue, Marie (1985). Un filme acerca de la relación entre arte y sociedad (usando como telón de fondo los clásicos de la pintura europea y el viejo recurso del "cine dentro del cine"). Una película sobre la belleza en términos brutales (partiendo de la base de un argumento que de tan usado se ha vuelto vulgar). Una meditación en torno a la relación entre hombre y divinidad, cuerpo y naturaleza, mirada y manifestación artística de esa mirada. A décadas de distancia, uno no puede sino admirar hasta qué punto el compromiso de Godard con esa intuición se encarna en pantalla en términos tan frontales, a riesgo de quemarse él mismo en el proceso. Tal como dice Alain Bergala en su libro acerca de este período áureo: "nadie mejor que Godard". Sobre eso y otras cosas trata este podcast.
#498 Les vampires (1915-1916), de Louis Feuillade
Aug 23 2022
#498 Les vampires (1915-1916), de Louis Feuillade
Para haber sido considerada por años como un producto de una era pretérita, como una obra simple y populista, vaya qué sorprende la forma o, mejor dicho, las formas en que Les vampires ha influido década tras década desde su estreno serializado entre fines de 1915 y principios de 1916. Realizada por Louis Feuillade a partir del gran éxito de Fantómas (1913), los diez capítulos de Los vampiros son el punto origen del modo en que llegamos a entender el cine de acción y aventuras del siglo XX y anticipan de modo fascinante nuestra actual dependencia de superhéroes y supervillanos que se persiguen sin cesar de un filme a otro. Feuillade buscaba reproducir en pantalla el frenesí y la ansiedad que generaba el folletín literario, pero en el camino descubrió unas cuantas cosas que no estaban en su plan original: la creciente obsesión por el "underground", un orden de cosas paralelo que reproduce y pervierte la realidad del mundo vigil, y el gradual reemplazo de la tradicional figura del villano (encarnado por diversos machos alfa que van sucumbiendo ante los héroes) por la inquietante presencia de Irma Vep, malhechora porfiada e irreductible (antecedente directa de Gatúbela, Modesty Blaise, Emma Peel y un cuanto hay de intrépidas enfundadas en traje de malla y látex), una sombra que va ganando en agencia, libertad y locura, hasta tragarse el filme al completo, apoyada en el indeleble rostro y presencia de Musidora, actriz inmortal. De eso y más se habla en este podcast.
#496 Il posto (1961) e I fidanzati (1963), de Ermanno Olmi
Aug 9 2022
#496 Il posto (1961) e I fidanzati (1963), de Ermanno Olmi
Aunque seguramente Ermanno Olmi no lo planeó así, Il Posto e I Fidanzati tienden a funcionar como una suerte de díptico. En Il posto, un adolescente que vive en un pueblito ubicado en las afueras de Milán postula a su primer trabajo. la idea es que ayude a la economía del hogar, pero para él la tarea el proceso de selección adopta la forma de una aventura (con devaneos de romance incluido) hasta que sorpresivamente el trance de estar en un trabajo, de sentarse día tras día en el puesto se torna algo inevitable. Ya estás en el sistema, no saldrás de ahí. Esa inevitabilidad es cuestionada a fondo por I fidanzati, toda vez que el protagonista debe dejar atrás casa y pareja al aceptar un ascenso que lo llevará a Sicilia, por entonces en pleno boom industrial. Ese mundo que él conocía tan bien y dominaba ahora se vuelve un espacio de contornos difusos, igual que esa novia que lo espera allá lejos. Si en la primera película, el director dejaba espacio para homenajear al Truffaut de Los cuatrocientos golpes, en la segunda la influencia de Antonioni se hace sentir con todo su peso existencial, pero en ambos casos dichas miradas quedan sometidas a una intuición más potente aún: el profundo cambio de las vidas privadas, a mediados del siglo XX: lo que cuenta ya no es la transformación del campesino en obrero sino la conversión del hombre mismo en un traje oscuro, de dos piezas. Liberación y cárcel. De eso y más se habla en este podcast.
#491 Valerie en el país de las maravillas (1970), de Jaromil Jires
May 24 2022
#491 Valerie en el país de las maravillas (1970), de Jaromil Jires
En abril de 1968, cuando la Primavera de Praga parecía desplegarse sin límites, los estudios Barrandov dieron el vamos a uno de los proyectos más audaces de la Nueva Ola del cine checoslovaco: la historia de una niña que vive a mitad de camino entre un mundo de fantasía y de horror. Para cuando las cámaras se encendieron meses después, la Primavera era un recuerdo, Praga estaba ocupada por tanques soviéticos y el equipo de filmación trabajaba bajo el radar de un régimen que ya no tenía uso para la adaptación de la extraña novela de Vítězslav Nezval, acerca del ensoñado universo de Valerie, quien vive junto a una abuela, tiene un novio que la salva del peligro y un padre que, todo indica que es un vampiro. O al menos eso parece, porque las cosas van cambiando conforme la propia Valerie cambia su estado de ánimo y su aproximación a lo que la rodea. Escrita por Ester Krumbrachová —guionista de la hoy legendaria Margaritas (1966), de Vera Chytilová—, la película es una fábula acerca del final de la infancia y la inminente llegada de la pubertad, una fascinante relectura de los cuentos infantiles y las tradiciones folklóricas de Europa del Este y, por si fuera poco, el último de los clásicos checoslovacos que relatan esa revolución que la juventud emprendió contra la generación de los jerarcas, que detentaba el poder. Jóvenes versus viejos. Hijos versus padres. Fantasía versus realidad. Infancia versus adolescencia. De eso y más se habla en este podcast.