PODCAST EPISODE

Historias de cómo Dios prospera al generoso

Audiocuentos cristianos

Feb 14 2022 • 6 mins


Auxilio en la lluvia Una noche, a las 11:30 p.m., una mujer de edad avanzada estaba parada en el acotamiento de una autopista, tratando de soportar una fuerte tormenta. Su coche se había descompuesto y ella necesitaba desesperadamente que la llevaran. Toda mojada, ella decidió detener el próximo coche. Un joven se detuvo a ayudarla, a pesar de la fuerte lluvia. El joven la llevó a un lugar seguro, la ayudó a obtener asistencia y la puso en un taxi. Ella parecía estar bastante apurada, así que anotó la dirección del joven, le agradeció y se fué. Siete días pasaron, cuando tocaron la puerta de su casa. Para su sorpresa, un televisor pantalla gigante a color le fue entregado por correo a su casa. Tenía una nota especial adjunta al paquete. Esta decía: "Muchísimas gracias por ayudarme en la autopista la otra noche. La lluvia anegó no solo mi ropa sino mi espíritu. Entonces apareció Usted. Gracias a Usted pude llegar al lado de la cama de mi marido agonizante, justo antes de que muriera. DIOS lo bendiga por ayudarme y por servir a otros desinteresadamente. Sinceramente, la Sra. Fernández" El consejo de la historia: ¡No esperes nada a cambio cuando ayudes a otros! La generosidad nos trae bendiciones En cierta ocasión a un joven estudiante de medicina se le descompuso su automóvil en medio de una carretera solitaria. Tratando de encontrar ayuda caminó mucho, hasta que llegó a la choza de una pobre viuda a quien le pidió un vaso de agua. El joven estudiante desconocía la situación que la viuda vivía, pero ella muy generosamente le dio dos vasos de leche. Varios años después, cuando el joven ya era medico graduado y trabajaba en el hospital del pueblo, la viuda enfermó gravemente y fue hospitalizada de emergencia. Cuando ya iba a salir del hospital, la viuda dijo que no tenía con que pagar la cuenta. El médico que años atrás había recibido la ayuda generosa de aquella pobre mujer, se enteró de la situación y decidió pagar todo. La viuda salió del hospital y no pagó ni un solo centavo.